Vela sobre hielo a 130Km/h

El invierno comienza a hacer efecto justamente en el hemisferio norte, esto no es una noticia tan mala para todos, de hecho es el momento que muchas personas estaban anhelando desde hace varios meses, ya que con temperaturas bajo cero numerosos lagos de Europa, Norteamérica y Rusia se congelan, permitiendo entonces la inauguración de la nueva temporada de Iceboating o vela sobre el hielo, finalmente ha llegado la hora de alcanzar velocidades de hasta 130Km/h sin la oportunidad de leer el viento. El comienzo de los barcos sobre hielo, de un aspecto similar al de algunos catamaranes pero que poseen cuchillas en lugar de orzas y timones, remontándonos a los finales del siglo XIX en el momento en que surgieron como principales medios de transporte.

En el año 1937, el periódico Detroit News ha patrocinado un concurso que tiene como fin diseñar el mejor barco de hielo, este va a tener las iniciales del diario como nombre y así fue que nació la clase DN, desde ese momento este diseño es el más popular del iceboating y su clase es una de las mejor organizada cuando de reglamento y competición se trata, sin embargo, existen otras clases de iceboats más veloces y más grandes.

En la zona de casco de madera del DN posee una eslora de 3.6 metros y un mástil de al menos de 5 metros de altura, capaz de soportar una superficie vélica de 5,5 mts2, con un peso máximo de 68 kg este barco tiene la capacidad de alcanzar 4 veces la velocidad del viento, ahora estas embarcaciones poseen un depósito donde quienes los dirigen almacenan productos que son necesarios en el pequeño viaje.

Hasta ahora en España no ha emergido una figura realmente relevante en este tipo de deporte, pero siempre podemos apoyar al que es el timonel del Desafío Español en la 32 Copa de América, llamado Karol Jablonski quien continúa navegando dentro de agua líquida, pero una vez que el invierno llega se ajusta el casco y las gafas para intentar ser el más rápido sobre hielo, la verdad es que no se le dá nada mal pues el polaco acumula una docena de títulos en campeonatos del mundo DN, lugar en donde las flotas superan un centenar de unidades.

“Dirigir la vela sobre hielo es bastante complejo”- comentó Jablonski durante la temporada pasada, “Es un deporte bastante técnico que posee numerosas variables, tienes que enfrentar a muchos factores que los vividos en la vela en agua, por lo tanto requiere mucho tiempo de entrenamiento para entender los pasos básicos que deben ser cumplidos, quienes practicamos vela en hielo competimos a velocidades que superan los 120 y 130 km/h, por lo tanto tienes que tomar decisiones más que acertadas rápidamente, la primera regla que se debe aprender es tratar de evitar el contacto”- aseguró ante la prensa.

Dentro del mar es fácil leer el viento, su intensidad y dirección queda claro en las olas o el color que posee el agua, mientras que en el hielo no existen muchos pistas sobre la mejor ruta para tu destino, por lo cual el conocimiento del lago y un desarrollado sexto sentido son más que fundamentales para adquirir velocidades elevadas con el apoyo de 3 cuchillas afiladas.