Diseño sostenible y su beneficio en las edificaciones

Son muchos los lugares a nivel mundial que se han visto afectados por la desbordante intromisión del ser humano y la insaciable manera de cubrir sus necesidades a costa de todo. Pero de un tiempo acá, parece que ésta manera de pensar se ha visto de alguna forma cambiada hacia un sentido más inteligente, creativo, menos invasor y dañino de emplear la construcción de edificios con los recursos con los que ya contamos, dándoles una segunda oportunidad, reinventandonos.

El ser humano ha ido tomando nuevamente su rumbo como si de pronto tomará las riendas de la navegación, donde ha vuelto a calcular el rumbo, el derrotero, el trimado de las velas, el trimer del motor fueraborda, y de esta manera volver a mantener el rumbo, la estima de marcaciones, de acuerdo a los instrumentos de navegación y el compás de navegación para marcar con más ímpetu el cambio de visión de su entorno.

Construcciones sostenibles

El empleo de un recurso ya existente como las construcciones, nos brinda la oportunidad de alcanzar beneficios económicos y sociales en el ámbito de la sostenibilidad y el uso responsable de lo que ya ha sido usado con otros fines o lo que se piensa realizar con un objetivo determinado.

Lo importante en el diseño y la construcción sostenible es el uso responsable de los recursos y de esta manera proporcionar beneficios en todo los niveles, tanto sociales, económicos y sobretodo ambientales.

Principales ventajas de un enfoque sostenible

  • Beneficios económicos: estos incluyen los costos que de manera inicial se realizan, aunque la mayor cantidad de construcciones ecológicas arrojan menos gastos que las que no lo son. Por ejemplo, si a una embarcación pesquera digamos de uso deportivo, se le realiza el reemplazo de lo dañado, esto implica menos gastos que la adquisición de una nueva para el uso del turismo. Por otra parte, si la inversión se trata de reducir el uso de la energía eléctrica o algún otro sistema bien sea mecánico o estructural, la idea es emplear estrategias verdes.
  • Empleo de la Energía: para ello se usan estrategias ecoeficientes, lo que se traduce en un 30% menos de consumo que en una edificación convencional.
  • Uso adecuado del Agua: una construcción ecológica busca disminuir de manera considerable el empleo irracional del preciado líquido, por lo que quizás se reduzca en un 25% su uso, a través del empleo de aguas almacenadas; recicladas o recolectadas a partir de aguas grises o de jardín.
  • Beneficios ambientales: este punto es quizás el más relevante pues todas las actividades anteriores tienen como objetivo exactamente eso, un beneficio ambiental como la reducción del calentamiento global, menos empleo de refrigerantes en equipos como aires acondicionados, emplear con mayor frecuencia productos de aislamiento térmico y de esta manera hacer del ambiente donde se encuentran las personas un sitio cómodo sin el empleo de ningún equipo que vaya en detrimento del ambiente y con ello nos encaminarnos a un equilibrio o al menos un estancamiento en el deterioro de la capa de ozono.   
  • Menos emisión de gases tóxicos: En las construcciones ecoeficientes  se emplean materiales con pocos o mínimo riesgos en cuanto a emisión de gases tóxicos en su fabricación y al final de su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *